Menu
Your Cart

Alfajores Jorgito Blanco Argentinos

Alfajores Jorgito Blanco Argentinos Unidad rellenos de dulce de leche, bañado de chocolate blanco.

Jorgito era "el nombre del alfajor" y también el del hijo del dueño.

Cuando José y Amador compraron la fábrica decidieron desechar los bizcochuelos y facturas y continuar con el alfajor y su nombre Alfajores Jorgito Blanco Argentinos Unidad.

Era la década del ‘60, y por entonces, la única estrategia que funcionaba era la intuición.

Se les ocurrió venderlos en colegios y en las canchas de fútbol. La empresa creció y creció hasta convertirse en una de las más importantes del país.

Pero siguieron con la misma estrategia: publicidad concentrada en las canchas y las poco glamorosas emisoras de AM.

Con los años, se sumaron conitos de dulce de leche, bizcochitos de grasa, los tamaño mini.

Un poco más de historia de Alfajores Jorgito de Chocolate Argentinos

La empresa, que ya se llamaba Jorgito, tuvo que hacer frente a la embestida del chocoarroz, las barritas de cereales y las líneas premium. Pero el Jorgito tenía algo que lo hacía especial: sabor a infancia.

Cada año, los argentinos consumen 900 millones de alfajores. Son unos veinte por persona. Unas cien marcas se disputan el mercado.

Pero Alfajores Jorgito Blanco Argentinos Unidad se mantuvo en el número tres, fabricando el 14 por ciento de los alfajores que se comen en el país.


Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).
Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.
Puede configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información haciendo clic en la Política de cookies