Menu
Your Cart

Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas

Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas
Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas
CAJA 6 BOTELLAS -20 %
Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas
Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas
Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas
126,90€
158,99€
Precio sin IVA: 104,88€
  • Stock: En Stock

Opciones disponibles

Gastos de Envío

Para calcular los gastos envíos de tu compra una vez tengas todo en la cesta, confirma la operación en la pantalla de “finalizar compra” donde es imprescindible completar el país, código postal y provincia para ver las opciones y sus costes.

Fernet Branca Argentino Caja por 6 botellas nace en 1845 de la mano de Bernardino Branca, su fundador. Este farmacéutico encontró en una mezcla de hierbas, un tónico que mejoraba la vida de las personas que habían contraído el cólera y la malaria, dos enfermedades que afectaban a las personas en aquella época.

Pocos saben que la fábrica madre de Fernet Branca está en Milán, muy cerca de la parada de la metro de Maciachini. Es el único establecimiento activo de la marca en Europa, y el único que opera en el medio de la ciudad. La fábrica Milán originaria se encontraba en la zona de Puerta Nueva, pero en 1910 se trasladó a la actual ubicación en el barrio de Bovisa, un barrio de obreros del norte de la ciudad.

En esta planta madre, Fernet Branca produce unas 20 millones de botellas de todas la gama de la firma, que se distribuye en diferentes partes del mundo. Sólo 12 millones, son botellas de Fernet. La planta de Argentina, ubicada en Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, produce a su vez 55 millones de botellas, sólo de fernet, y sólo para consumo local. Bueno, algunas van para Chile, Uruguay y Paraguay, pero no tantas. Es la única destilería fuera de Italia de la marca.

Nacimiento

Fernet Branca nace en 1845 de la mano de Bernardino Branca, su fundador. Este farmacéutico encontró en una mezcla de hierbas, un tónico que mejoraba la vida de las personas que habían contraído el cólera y la malaria, dos enfermedades que afectaban a las personas en aquella época. Junto al médico suizo Fernet comienzan a comercializar este producto que rápidamente se hace famoso.

Luego de beber el amargo, la gente mejoraba notablemente, por lo que los socios decidieron comercializarlo. La mirra, por ejemplo, una de las especies utilizadas para la creación del fernet, es un excelente dilatador del estómago ya que estimula los jugos gástricos. De ahí que la bebida sea un óptimo digestivo.

Un caso que llena de misterio esta historia es la desaparición de Fernet, de quien nunca se supo absolutamente nada más; ni siquiera un descendiente con el pasar de los años se presentó a reclamar derecho alguno. De allí el nombre de la empresa “Fernet Branca”, aunque el mito popular en la ciudad de Milán habla de que el término podría ser la expresión de “hierro limpio”, dicho en dialecto milanés, en referencia al gran hierro que se usaba para mezclar la mirra a altas temperaturas.

El secreto mejor guardado

Sólo los representantes de la familia Branca saben la receta exacta para la realización del Fernet Branca, uno de los secretos mejores guardados de la compañía, al igual que su compañero de fórmula cordobés, la Coca Cola.

Son 27 las hierbas, flores y raíces utilizadas para la elaboración del Fernet, de las cuales la dosis de la mayoría de ellas sólo la saben los técnicos que trabajan en la empresa, que mediante un estricto contrato de privacidad, no pueden relevar a nadie el secreto de fabricación. Pero los managers del laboratorio de Branca no lo saben todo: 5 de esas especies, solamente son dosificadas y mezcladas por un miembro de la familia Branca, quien en la soledad de una habitación, solo, lleva a cabo el histórico ritual. ¿Y cómo se hace en la producción argentina? Un miembro de la familia viaja cada tanto, y prepara las mezclas madres para las siguientes producciones.

Mucha son las leyendas que sobrevuelan el santuario del Fernet. Hay una que habla que fue la propia Maria Callas, la soprano absoluta ícono de la Scala de Milán, quien pidió agregar unas hojitas de menta a su fernet para hacerlo más agradable. En 1965, la empresa lanza al mercado Branca Menta.

En 1982 la empresa compra el 50 por ciento de las acciones del famoso Vermouth Carpano, de Torino, y 5 años más tarde, hace lo mismo con la Grappa Candolini, otro clásico italiano.




Artículos relacionados

Deli WhatsApp