Menu
Your Cart

Killka Malbec Salentein

Killka Malbec Salentein
Killka Malbec Salentein
13,90€
Precio sin IVA: 11,49€
  • Stock: En Stock

Tipo: Tinto

Variedad: Malbec

Corte: 100% malbec

Alcohol: 13,5%

Killka Malbec Salentein, color rojo violáceo, aromas que reflejan la típica fruta de malbec, ciruelas frescas y moras con un final de vainilla.

En boca es amable, redondo y de final largo.

En nariz se percibe fresco, intenso y complejo, se destacan aromas a frutos rojos, bayas negras, delicadas notas florales.

Bodegas Salentein se encuentra en Mendoza, una provincia argentina que es sinónimo de vino.

La tierra en esta región es franco arenosa, y el clima seco, con días muy calurosos y noches muy frescas.

La presencia de más de 900 bodegas y 145 mil hectáreas de viñedos explican por qué esta zona es el área vitivinícola más importante del país.

Sin embargo, esta tierra todavía tiene mucho por decir.

Así lo cree Bodegas Salentein, y obra en consecuencia, difundiendo a nivel internacional el surgimiento de bodegas de primera línea en la Argentina.

Historia de Salentein Malbec

La bodega está ubicada a una altura de 1.200 metros, justo en el centro de los viñedos.

Más de 49 hectáreas de hábitat desértico autóctono fueron conservadas, y forman parte del paisaje cotidiano de la bodega.

El horizonte occidental está dominado por los cercanos Andes nevados, que se elevan a más de 6.100 metros.

La magnífica bodega fue diseñada teniendo en cuenta dos aspectos: la forma y la función.

La forma en cruz facilita un manejo cuidadoso de las uvas y del vino, al tiempo que permite reducir el camino que tanto las frutas como su producto recorren a lo largo de las distintas etapas de elaboración.

Cada ala constituye en sí misma una pequeña bodega con dos niveles.

En el primero, tanques de acero inoxidable y cubas de roble francés posibilitan la fermentación y el almacenamiento.

En el nivel subterráneo, en tanto, el vino es añejado en barricas de roble.

Ambos pisos permiten que el líquido circule de los tanques a las barricas a través de un sistema tradicional de transferencia por gravedad.

Las cuatro alas convergen en una cámara central circular, similar a un anfiteatro, construida con los templos clásicos de la antigüedad como inspiración.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).
Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.
Puede configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información haciendo clic en la Política de cookies